Tras el resultado del referendum sobre la permanencia en la Unión Europea (llamado “Brexit”) nos gustaría aclarar lo que serán las consecuencias en un futuro próximo y hacer una previsión realista de que podría suceder y como esto afectará a los ciudadanos de la Union Europea que residan o quieran vivir, trabajar o estudiar en Gran Bretaña, y en Londres en particular.

1) Como se ha señalado en todas las noticias, no hay consecuencias y no habrá ningún cambio considerable en la normativa vigente y leyes en los próximos años: la negociación se llevará a cabo como mínimo en dos años y después de que estos hayan concluido habrá un tiempo de espera para imponer y hacer cumplir las nuevas normas. Algunos analistas predicen que todo el proceso se llevará a cabo en 5-7 años. Por lo tanto, todos los ciudadanos de la UE pueden viajar libremente por el Reino Unido, solicitar un puesto de trabajo, de estudio, tienen acceso al servicio sanitario nacional, prestaciones, etc. exactamente igual que antes del referendum.

2) Según los analistas, medios de comunicación y políticos (incluidos los del frente “Leave”) la salida del Reino Unido de la Union Europea no sería traumática y sin consecuencias negativas para los ciudadanos de la UE: no debemos olvidar algunos hechos fundamentales: a) la economía del Reino Unido no puede sobrevivir si los límites reales se ponen en la libre circulación y derechos de los ciudadanos de la UE. Londres, en particular, tendrá serios problemas sin el millón o más profesionales cualificados de la UE que están trabajando de forma permanente y que viven en la ciudad. Desde las finanzas hasta el turismo, desde la moda hasta la restauración/hostelería toda la economía de la Capital se basa en su estatus internacional. Londres está produciendo el 40% de todo el PIB (Producto Interior Bruto) de la Nación… b) el Reino Unido necesita desesperadamente tener libre acceso al gran mercado de la Union Europea, tanto para la importación como para la exportación de todo tipo de productos: si una política de fuertes controles y limitaciones (como por ejemplo, la imposición de aduana) implicará un gran problema para la economía nacional. Y es por esto que los “Leavers” están tratando de obtener una “separación suave” con el objetivo de tener un estatus tipo Suiza o Noruega, donde la libre circulación de personas y productos con la UE no está en debate. c) Hay muchos residentes de la UE en Gran Bretaña. Pero también hay millones de ciudadanos del Reino Unido que residen en otros continentes: no estarán demasiado contentos de perder su derecho de libre circulación. 

3) ¿Qué podría suceder realmente, entonces? Al final de un largo proceso que, como se ha dicho durará varios años, va a terminar tal vez viendo alguna limitación impuesta a los residentes de la UE para acceder al sistema de seguridad social y sistema de prestaciones, al igual que había justo cuando los países del Este (Rumanía, Bulgaria, etc.) se unieron: se impedía a sus ciudadanos reclamar prestaciones durante 4 años desde su llegada. Nada más. Sin embargo, la negociación se va a llevar a cabo y incluso esto no es seguro del todo porque la UE se encuentra en la posición más fuerte actualmente y no dejará escapar tan fácilmente determinados temas, si es que el Reino Unido quiere seguir beneficiándose de la gran ventaja del mercado único de la UE. 

4) ¿Qué hacer? Nada. Aquí todo funciona igual que siempre. Y será así en los próximos años. Nuestra sugerencia para los que se plantean una carrera o una larga estancia en el Reino Unido es venir lo antes posible: esto les facilitará para solicitar un pasaporte británico si lo desean: la doble nacionalidad está permitida y les permitirá a los que la tengan viajar de manera libre por cualquier país de la Unión Europea.

Para cualquier consulta o pregunta específica no dudes en llamarnos o enviar un correo electrónico.

 

NO TE LO PIENSES Y RESERVA AHORA TU PLAZA